Palacio de Sanssouci

Potsdam_Sanssouci_Palace

El palacio fue obra del arquitecto Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff, y fue construido entre 1745 y 1747 como residencia privada del rey Federico, donde pudiera relajarse lejos de la pompa y la ceremonia de la corte de Berlín. Esta circunstancia es patente en el mismo nombre del palacio: Sans-souci es un término francés que puede traducirse como Sin preocupaciones, simbolizando que el palacio era más bien un lugar de descanso que un centro de poder.

El palacio no sobrepasa las dimensiones de una gran villa de un solo piso, más parecido al Palacio de Marly que al Palacio de Versalles. Con sólo 10 habitaciones principales, fue edificado en la cima de un pequeño tozal aterrazado situado en medio del parque. Tan grande fue la influencia del gusto personal de Federico en el diseño y decoración del palacio, que su estilo ha sido calificado como “Rococó federiciano”. Federico sentía el palacio como una propiedad tan personal que lo consideraba “Un lugar que moriría con él”.1 Jan Bouman, un arquitecto holandés, concluyó el proyecto.

Durante el siglo XIX, el Palacio se convirtió en una de las residencias de Federico Guillermo IV de Prusia. Este monarca contrató al arquitecto Ludwig Persius para restaurar y ampliar el edificio, y a Ferdinand von Arnim para mejorar la ciudad y de esta forma, las vistas desde el palacio. La ciudad de Potsdam, con sus palacios, fue uno de los lugares residenciales preferidos por la familia imperial alemana hasta la caída de la dinastía de los Hohenzollern el año 1918.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el Palacio se convirtió en una atracción turística de la Alemania del Este. Se mantuvo completamente, de acuerdo con su importancia histórica, y fue abierto al público. Tras la reunificación alemana en 1990, se hizo realidad el deseo de Federico: sus restos mortales fueron finalmente trasladados a su amado palacio y enterrados en una nueva tumba situada sobre los jardines que él había creado.

En el año 1990, Sanssouci y sus jardines fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.2 En 1995 se creó la Fundación de los Palacios y Jardines de Prusia en Berlín-Brandeburgo, con el objetivo de conservar Sanssouci y otros palacios imperiales en Berlín y sus cercanías. Estos palacios reciben hoy en día la visita de más de dos millones de personas cada año, procedentes de todo el mundo.

Fuente de contenido/imagen: Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>